viernes, 5 de agosto de 2016

Calorcito

La verdad, la verdad verdadera, es que hace demasiado calor para hacer nada o, mejor dicho, para tener ganas de hacer nada.
A pesar de eso, las tardes de verano en el jardin de mi vecina, son bastante productivas. Entre risas, cotilleos, alguna cervecita o algún helado, siempre se crucetea algo, o se saca algún ufo para ver si lo animamos.
No ha estado mal, y el verano sigue ......
Verdad vecina???






Es relajante, sencillito, resultón, entretenido y va a quedar de miedo en mi pared roja.

Bssssss